0

El pintoresco municipio de Almonaster La Real concluyó sus Fiestas de la Primavera con la emotiva celebración de la Cruz de los Olivos en la aldea de Calabazares. Recuperada en 2014 tras haber estado casi 80 años en el olvido desde 1936, esta festividad se ha convertido en un homenaje a la tradición y a las generaciones pasadas que la celebraron.

El pasado marzo, se presentaron los Mayordomos y Diputados, marcando el inicio de los preparativos. Durante el Mes de las Flores, en abril, los vecinos confeccionaron las tradicionales flores de papel de seda que decoraron las calles y la cruz. El último viernes de mayo, conocido como la Tarde de los Pinos, salieron al campo para recoger los cuatro pinos que adornaron el crucero de la cruz.

En la ermita, la Virgen de Fátima recibió la ofrenda del romero, y el cortejo se dirigió a Los Olivos para entregar la ofrenda a las autoridades y finalizar en el crucero de la cruz.

El domingo 26 de mayo, se celebró la misa y a las 12:00 horas tuvo lugar la Procesión de la Cruz, acompañada por flauta y tamboril. La procesión recorrió las calles de la aldea y concluyó con la entrega de medallas a los nuevos Mayordomos y Diputados, cerrando con los tradicionales Fandangos Aldeanos.

La Cruz de los Olivos no solo enriquece las Fiestas de Primavera de Almonaster, sino que también destaca la labor de sus vecinos, especialmente las mujeres mayores, en recuperar y preservar esta valiosa tradición cultural.

Ayamonte celebra por quinta vez la Muestra de Cine ‘Fronteiras’

Artículo anterior

Huelva estrena la IX edición de su Festival Flamenco con espectáculos especiales

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Destacados