0

Andalucía TRADE potencia la diversificación de mercados para la industria auxiliar de la agricultura andaluza con una jornada técnica online en la que han participado un total de 28 firmas de la comunidad, que han podido conocer las oportunidades de negocio para el sector en Kazajistán y Uzbekistán, dos de los países que componen Asia Central, un área geográfica donde el FMI prevé un crecimiento económico del 2,9% este año 2024.

Según los datos de Andalucía TRADE- Agencia Empresarial para la Transformación y el Desarrollo Económico, Kazajistán y Uzbekistán son dos países que requieren modernizarse en sectores como el de tecnologías de invernadero, accesorios, jardines intensivos y fertilizantes.

Asimismo, la jornada ha sido impartida por Adilkhan Nurlan Adilkhanovich, presidente de la Unión de Invernaderos de Kazajstán y asesor del mayor complejo de invernaderos de Kazajstán, BRB AIC; Shakhzoda Ubaydullaeva, especialista del departamento de relaciones exteriores del Ministerio de Agricultura de Uzbekistán; y por Adolfo Romero o jefe de proyecto de la antena de Andalucía TRADE en Asia Central.

Los informes de la agencia pública andaluza indican que las circunstancias que actualmente atraviesan el marco geopolítico y económico de esta zona de Asia Central están provocando que las instituciones financieras internacionales concentren sus esfuerzos en fortalecer los lazos con estos dos mercados, implementando medidas para reducir las barreras arancelarias y apostando por nuevas rutas de transporte que favorezcan las relaciones comerciales en países como Kazajistán o Uzbekistán.

En concreto, estos dos mercados están protagonizando un papel crucial en este equilibrio comercial entre Europa y Asia, y están destinados a protagonizar el desarrollo regional en la próxima década, dado que organismos como el FMI pronostican un crecimiento del 2,9% para 2024.

Por su parte, Uzbekistán se erige como el principal núcleo agrícola de Asia Central y Cáucaso, y es el líder absoluto en el cultivo y distribución de productos hortofrutícolas, por lo que se convierte en una oportunidad para que las empresas andaluzas del sector auxiliar de la agricultura se introduzcan en el mercado, dado que la mayor parte de su producción agrícola no se procesa.

Además, se ha detectado que durante la temporada de cosechas, la ausencia de infraestructuras de almacenamiento obliga a la realización inmediata del producto en el mercado a precios muy bajos, por lo que el gobierno se encuentra poniendo en marcha un plan para incrementar la productividad de la agricultura a través de la adopción de nuevas tecnologías y así aumentar el valor añadido del sector mediante el desarrollo de nuevas capacidades de procesamiento y empaquetado.

Casi una treintena de empresas andaluzas

Desde Almería estuvieron participaron en las jornadas las firmas Vellsam, N.G.S., Criado y Lopez, Ritec, Biorizon, Inagroup Biotech, Deretil AgronutritionaL, Agroalkimia, BIoline Iberia, Nutricrop y Bihox). También se informaron sobre estos mercados firmas de Cádiz (Hefe); Huelva (Tecnicas San Jorge), Jaén (MC Bio), Sevilla (Lama, MSC, Bioplagen, ITT CM93, Viveros Orero, Our Agro, Fertiplast Sacos y Ecofos), Granada (Inmecal), Málaga (Secalflor) Córdoba (Facoma 2005, Spanish Olive Technology-A.I.E., Global4solution e Inveurop).

La participación de Andalucía TRADE en esta acción está cofinanciada con fondos procedentes de la Unión Europea, con cargo al Programa Operativo FEDER de Andalucía 2021-2027, dotado con una contribución comunitaria del 80%, o cualquier otro Programa Europeo susceptible de cofinanciar esta actuación.

Oportunidades: dos economías asiáticas emergentes

Uzbekistán se ha marcado el objetivo de aumentar la producción de alimentos a 7,4 millones de toneladas e incrementar el procesado de leche (32%), carne (25%) y frutas y verduras (28%) para 2026, lo que se convierte en un nicho de mercado para que las firmas andaluzas demuestren su know how.

Por otra parte, Kazajstán, cuenta con una economía rural donde la agricultura y ganadería emplean al 25% del empleo nacional, y se encuentra entre los diez exportadores de trigo de mayor calidad del mundo. El 74% de la superficie del país es agrícola, y alrededor de 185 millones de hectáreas son para pastos. No obstante, la maquinaria empleada en el campo está también obsoleta, por lo que lo convierten en un destino atractivo para introducir las innovaciones de las firmas andaluzas respecto a la maquinaria agrícola.

Al igual que en Uzbekistán, el gobierno está llevando a cabo planes de modernización de instalaciones para empresas locales, en fomento del desarrollo del sector agrícola, dado que la ganadería y avicultura representan el 40% de la producción agropecuaria y se destinan principalmente al autoconsumo. Los avances de los últimos años han impulsado la producción ganadera, acercándola después de décadas a su antigua condición excedentaria en algunas carnes.

En la financiación para el desarrollo del sector, colaboran entidades multilaterales como el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD), el Banco Asiático de Desarrollo (ADB) o el Banco Islámico de Desarrollo; con el objetivo de incrementar el valor añadido mejorando la transformación de productos agrícolas, la logística y el almacenamiento, y aumentar el área de tierra irrigada al 16% para 2028. Al mismo tiempo, el gobierno quiere impulsar la industria cárnica, la acuicultura y la transformación de productos como el azúcar y aceites de semillas.

Francisco Bella muestra su apoyo a los agricultores onubenses

Artículo anterior

Los agricultores onubenses se manifiestan con una ‘tractorada’ en las carreteras de Huelva

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Destacados