0

El Teatro Puerta del Andévalo se convertía, el pasado viernes, en una gran sala de cine por un día. Al estilo de las puertas del Callao, los valverdeños se agolpaban para entrar a ver el documental de su paisano, Fernando Arroyo. Y es que, al mismo tiempo que en las grandes salas de cine, “La gran ola” se estrenaba en Valverde.

El aforo del teatro lucía casi al completo y la expectación de los vecinos de la localidad y de los visitantes era máxima.

Y para mayor orgullo de Valverde, fue el propio realizador quien presentó la proyección, acompañando a sus vecinos en este viaje y renunciando a su presencia en cualquier otro cine de España. Fernando Arroyo subrayaba la valentía del Ayuntamiento por haberse ofrecido para proyectar el documental, y destacaba que siempre hubiese elegido estar en su pueblo antes que en cualquier otra sala.

Tras un arduo trabajo de investigación, Arroyo ponía en marcha su objetivo: “concienciar de la inminencia de un tsunami en nuestras costas”. Ahora, insistía, la responsabilidad queda en manos del espectador, que en el caso de los valverdeños tenían la fortuna de poder asistir al estreno en su propia casa.

El Casino de Rociana se une a Aroca en “De la copla al flamenco”

Artículo anterior

El Centro de Transfusión Sanguínea organiza su primera macrocolecta del año, previa a la Semana Santa

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Noticias