0

Continúan las diferencias entre los municipios afectados por el reparto de fondos del MITECO, en aras de preservar la acción en Doñana. Se avecina un horizonte de “desaires” entre los núcleos poblacionales con mayor territorialidad en el Parque y el resto de localidades circunscritas a la zona de actuación.

¿Merecen Almonte e Hinojos un reparto lineal quedando “en igualdad de condiciones” según criterios como habitantes, superficie o situación socioeconómica?. Esta es la duda que se genera tras el posicionamiento del Ministerio de Transición Ecológica.

El Ejecutivo Español ha subrayado una línea de fondos complementaria basada en la ocupación del Parque Nacional. ¿Vuelve el Gobierno Central a dilatar el verdadero interés que merecen agricultores, ganaderos, usos tradicionales y habitantes de la zona?. ¿Se puede entender la situación real de Doñana sin la contemplación de Almonte? He ahí la cuestión…

La Fundación Cajasol acoge el documental ‘Pasión, camino al Martes Santo’

Artículo anterior

Cepsa, líder global de su sector en la gestión de agua

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Destacados