0

Con menos de un mes de vida este pequeño asno, nacido en el Santuario Animal “Wendy Clements” de Doñana, ya ha comenzado a ser reconocido como asistente en terapias para personas con necesidades especiales.

Solo hace unas jornadas “Benemérito” colaboró en una visita escolar de menores de educación especial en Doñana y, al poco tiempo, ya ha sido invitado por la organización del denominado “Camino sin Barreras” a celebrar en la aldea almonteña.

Mañana domingo 17 de marzo, el simpático y humilde orejudo, será desplazado a El Rocío por el equipo de voluntarios de la Asociación “El Burrito Feliz” y será parte fundamental en los talleres de artísticos y de abrazoterapia que la organización del evento ha programado a pocos metros de la basílica rociera.

El burrito «Benemérito» con una voluntaria
La terapia con Burros ha llegado para quedarse

Desde un principio los responsables del proyecto para facilitar la accesibilidad total a personas con necesidades especiales a la aldea de El Rocío estudiaron la posibilidad que la unidad de burros terapeutas de Doñana constituyera una parte ligada, de forma permanente, al proyecto.

Y no se equivocaron. En la pasada convocatoria del evento, la burrita “Leonor” despertó con su presencia una gran inquietud positiva en los asistentes y dinamizó el espíritu de los peregrinos, y peregrinas, gracias a su simpatía y paciencia.

En esta ocasión es el turno de “Benemérito”, el burrito que recibió ese nombre como homenaje a los dos guardias civiles fallecidos en acto de servicio durante una operación contra el narcotráfico en Bárbate.

“Benemérito” acudirá acompañado de su madre y, sin duda alguna, creará una gran expectación en los asistentes, sobre todo por su juventud y aspecto menudo y grácil.

Satisfacción por participar en una iniciativa que ya es ejemplo de accesibilidad e integración

Para la Asociación onubense “El Burrito Feliz”, constituye una enorme satisfacción y orgullo el poder contribuir al éxito de este proyecto, joven, pero con mucho recorrido.

El “Camino del Rocío sin Barreras” ya ha conseguido el apoyo, firme y comprometido, de las principales entidades políticas andaluzas, así como la de un centro educativo de prestigio: CEU San Pablo de Sevilla. Esta entidad aporta un joven voluntariado universitario, que se vuelca en el esfuerzo de atención a todo lo que precisan los peregrinos, desde apoyo en sus desplazamientos hasta el aseo personal, del centenar de personas que van a poder disfrutar de su devoción en la aldea.

El Ayuntamiento de Almonte, así como distintas Hermandades rocieras, participan activamente en el desarrollo de la programación y, sin duda alguna, este domingo va a ser una jornada intensa, tanto para los ilusionados asistentes como para un pequeño y humilde burrito que atesora el nombre de “Benemérito”.

Accidente en Moguer: dos personas quedan atrapadas y son trasladadas al hospital

Artículo anterior

VOX solicita que se habiliten nuevas zonas de aparcamiento en Las Colonias

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Destacados