0

Choque no apto para personas con problemas de corazón. El envite tuvo de todo: rojas, ocasiones, lesiones, pérdidas de tiempo, penalti fallado, gol en el último minuto e incluso apagón de luces. Pese a todo, el fútbol hizo justicia y los tres puntos se quedaron en casa.

Conforme a los goles y el juego, tanto uno como otro equipo apostaron por la verticalidad y pocas posesiones largas, llegando el primer tanto en el 37 con firma de Salinas de tiro cruzado dentro del área grande.

Con injusticia en el marcador terminó la primera mitad, dejando numerosos cambios para el arranque de la segunda parte. Entraron Camacho, Abreu y Sergio García; salieron del rectángulo de juego Ávila, Becken y Jacobo. Pavón reconfiguró el equipo, atrasando a López e incrustando a Abreu entre Villar y Seth.

La épica llegaría en los minutos finales, siendo capaces los locales de sobreponerse a una dudosa expulsión de Fran López o incluso a un mano a mano de Silvente que salvó de manera providencial Jesús Rueda. Antes de la roja del medio, Villar lanzaría un penalti que paró magistralmente Zarco y debutaría en el Ciudad de Lepe (al igual que el primero), Zaka.

Los goles que hicieron infartar a la grada local llegaron en el descuento con las firmas de: Abreu llegando desde segunda línea a pase de Seth Vega dentro del área (1-1, 90’) y Zaka fulminando un contraataque magistral en el 96’ con un tiro potente que entró en las mallas tras rozar a un defensor.

La salvación está a cuatro puntos. Hay que seguir remando.

Tumbada por mayoría absoluta la propuesta socialista para que Almonte saliera de la MAS

Artículo anterior

Juanma Moreno firma un Protocolo de Colaboración con Ceuta y Melilla para reforzar el vínculo con ambas

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Actualidad