0

Anoche, la asamblea general de la Real Hermandad de Emigrantes de Nuestra Señora del Rocío llevó a cabo su reunión habitual, en la cual se aprobaron las cuentas correspondientes al ejercicio pasado, así como el presupuesto para el año en curso.

La sesión se inició con una emotiva oración dirigida por el vicario parroquial de Nuestra Señora de la Merced de Huelva, Álvaro Gómez Martín. Seguidamente, la secretaria Virginia Payán Rodríguez dio lectura al acta de la última asamblea, celebrada el 29 de noviembre, la cual fue ratificada por unanimidad.

El tesorero de la filial rociera desglosó minuciosamente cada capítulo de gastos e ingresos del ejercicio pasado, así como el presupuesto proyectado para el presente año, sin que se plantearan preguntas adicionales por parte de los asistentes.

En el punto de ruegos y preguntas, el presidente de Emigrantes, José Francisco Garrido Cruzado, anunció la intención de convocar una próxima reunión para la aprobación de los nuevos estatutos de la hermandad, dejando el régimen interno para después de la romería.

Además, se informó sobre una medida adoptada por el Ayuntamiento de Almonte respecto al cobro a los coches de caballos que transitan por la aldea durante los días de romería, generando malestar entre las comarcales.

La asamblea concluyó con una nueva oración, expresando gratitud por el amplio consenso alcanzado durante toda la sesión, así como se entonaron vivas a la Virgen del Rocío, dirigidos por la hermana mayor Mariló Palanco.

La Merced alberga en el 28F un ‘Tentadero Público’ en homenaje a la fidelidad del abonado

Artículo anterior

Un hombre muere tras caerle encima una palmera en el municipio malagueño de Frigiliana

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Destacados