0

La capilla de la Real Hermandad de Emigrantes de Nuestra Señora del Rocío de Huelva fue el escenario de una noche llena de emoción y fervor, durante la exaltación de la Salve a cargo del hermano rociero Manuel Ramos Garrido. En sus palabras, expresó haber escrito desde lo más profundo de su alma, compartiendo sus vivencias con la hermandad.

La vocal de Culto, María Isabel Jesús Morán, dio la bienvenida a los presentes, tras la intervención del grupo de tamborileros de la hermandad, destacando la magia de la noche donde «la fe se viste de cante y oración», convirtiéndose en un viaje por la tradición y el amor a Nuestra Señora del Rocío, la Blanca Paloma.

Ramos Garrido, en un relato íntimo, compartió sus experiencias y agradeció la inmensa fortuna de formar una familia rociera. Reconoció la importancia de sus hijos en la hermandad, destacando que para unos padres rocieros, ver a sus hijos seguir esas tradiciones es el mejor legado que pueden ofrecer.

El exaltador recordó a rocieros insignes y rindió homenaje a personalidades como Antonio Pino, Pilar Barroso, Luis ‘El Adoquinaó’, Manolín Coronel, El Niño Rico, Los hermanos Sánchez Soler, e hizo mención especial a Eduardo Fernández Jurado por sus palabras inspiradoras sobre la grandeza de la hermandad.

Ramos Garrido también destacó su aprendizaje de rezar cantando de la mano del maestro Joseli Carrión, un pilar fundamental para la hermandad. Expresó su admiración hacia él y anticipó el anhelo de reunirse nuevamente con su maestro en la eternidad.

El exaltador compartió sus vivencias con el coro de Emigrantes, su participación en el grupo Cantares de Huelva, y sus años de peregrinación
hacia la Virgen del Rocío. Afirmó que, aunque le quedan menos caminos por recorrer, los vivirá sin prisas, siendo fiel a la hermandad y al Rocío.

La exaltación culminó con un emocionante llamado a la Blanca Paloma y a todos los rocieros, agradeciendo la presencia de la Concha Peregrina desde Alemania y cerrando con un vibrante «¡Viva Emigrantes por siempre! ¡Viva esa Blanca Paloma! ¡Y los rocieros del cielo!»

El vicepresidente de Emigrantes, José Brioso, agradeció las palabras de Ramos, destacando su importancia para iniciar la preparación para la romería. Manuel Ramos recibió un reconocimiento por su participación, acompañado por el coro antiguo de Emigrantes que durante la noche interpretó ‘Rocío’, ‘Camino y sendas’, ‘Quiebro mi voz para cantarte.. ‘, ‘Me pongo a mirar tu cara’ y la Salve, todas ellas composiciones creadas por el siempre recordado Joseli Carrión.

La Real Hermandad de Emigrantes de Nuestra Señora del Rocío de Huelva se prepara así con entusiasmo y devoción para los eventos venideros, reafirmando su compromiso con la tradición y la fe.

Loles Lopez, presente en la jornada deportiva inclusiva en Valverde

Artículo anterior

María José Rico toma su cargo de subdelegada del Gobierno en Huelva

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Actualidad