0

Grupo El Palo ha celebrado la apertura de su nuevo restaurante FANGO, situado junto al histórico puerto del Rompido y en plena ría del Piedras, en un enclave único, con un concepto innovador y la voluntad de enriquecer la oferta gastronómica y de ocio de la costa de Huelva. “Creemos que El Rompido se merece algo distinto pero con la esencia de aquí, con el producto nuestro pero un toquecito que vaya más allá en elaboraciones, en dirección, en servicio, en el espacio y en todo”, aseguró Rocío Guerrero en representación del grupo promotor durante el acto de inauguración.

Se contó con la presencia de la primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Cartaya Eva Moya, la delegada territorial de Turismo, Cultura y Deporte en Huelva, Teresa Herrera y la diputada provincial de Turismo Ana Delgado, además de otras autoridades y representantes empresariales, que pudieron disfrutar de una copa de bienvenida y de una degustación de aperitivos de la carta de FANGO.

FANGO, Restaurante&Copas, representa un hito en la oferta de restauración local, diversificando la oferta gastronómica existente y trayendo “una cocina innovadora que, partiendo de la materia prima local, se adapte a un nuevo tiempo y a todo tipo de clientes”, explicó Miguel Guerrero, del Grupo El Palo, asegurando que se trata de “un sueño largamente añorado que se ha hecho realidad gracias al esfuerzo de toda nuestra familia y las muchas personas que nos han ayudado a hacerlo posible”.

La delegada provincial de la Consejería de Turismo, Cultura y Deporte, Teresa Herrera, arropó a los empresarios en este día tan especial y alabó la “cantidad de empleo joven que se ha generado con esta gran apuesta -más de 25 personas contratadas- en un enclave privilegiado como El Rompido que va a conquistar a todos los del entorno y a los visitantes que vienen a conocer nuestra provincia”.

La diputada de Turismo, Ana Delgado, felicitó a los impulsores del proyecto y agradeció su “esfuerzo por ser unos de los que tiran del carro del turismo de la provincia de Huelva y haber creado en El Rompido un grupo empresarial y hostelero caracterizado por la excelencia en un rincón único, que se suma a la oferta gastronómica de la provincia y a la que les auguró tantos éxitos como en el resto de sus negocios puestos en marcha hasta el momento”, destacó en nombre de la Diputación.

La representante municipal, Eva Moya, aseguró que Cartaya, El Rompido, Nuevo Portil y El Portil “están de enhorabuena por disponer de un nuevo lugar desde el que disfrutar del mejor paisaje posible, frente a la Ría del Piedras, la flecha del Rompido y Nueva Umbría y por eso estamos aquí apoyando a empresarios jóvenes, rompieros de pura cepa que se han echado para adelante para que El Rompido siga por la senda por la que ha venido de calidad turística, gastronómica y hotelera que ellos representan”.

Con una trayectoria de entrega y compromiso con la restauración, Grupo El Palo ha conseguido convertirse en un referente en el ámbito gastronómico y un ejemplo de emprendimiento y crecimiento, con restaurantes como La Patera, La Gran Burguesa, La casa El Palo y ahora, también FANGO. Todos sus restaurantes destacan por la calidad del producto, la implicación con el sector de la hostelería y la atención al detalle para garantizar al cliente una experiencia culinaria de gran calidad.

Con FANGO, la familia Guerrero Burgos, autóctona del Rompido, ha alcanzado el objetivo inicial del Grupo El Palo de dedicar casi la totalidad de sus negocios a la gastronomía, innovando y elevando la oferta local existente pero manteniendo su compromiso por los sabores de la zona y el producto de cercanía.

REMANSO DE CALMA EN UNA TERRAZA DE 300 METROS

El restaurante, situado en Calle Puerto nº 13, en El Rompido, ofrece una propuesta culinaria liderada por el chef Cristian Gutiérrez, ofreciendo una carta basada principalmente en una despensa mediterránea con producto autóctono de primera calidad, bajo toques de autor. Junto a él, el jefe de sala Felipe Marmesat será el encargado de garantizar un gran servicio para los comensales.

El local está ubicado a orillas del Río Piedras y se presenta como un lugar idóneo para el turismo familiar. Se ha sometido a una reforma integral, un trabajo de remodelación y modernización que refleja una nueva identidad, con una estética elegante inspirada en una casa mediterránea y elementos adquiridos en la zona y otros puntos de Andalucía, con un interiorismo realizado por Lledó Gas: “Hemos usado maderas, vegetación, y respetando la arquitectura de la casa original, hemos utilizado azulejos de barro más tradicionales y, sobre todo, muchos materiales naturales que inspiran mucha calma y ganas de venir y echar aquí el día entero”.

Por parte del estudio Solar Arquitectura, Juan Pérez Álvarez, destacó del diseño de la reforma desarrollada junto a la empresa onubense Alto de la Era donde “la apertura de todo el edificio hacia la ría, incluida la propia cocina que se puede ver desde la terraza de 300 metros cuadrados, permite disfrutar de una visión de gran amplitud”.

Desde el 10 de julio, FANGO Restaurante&Copas ha abierto sus puertas de lunes a domingo a partir de las 13:00 h en horario ininterrumpido hasta las dos de la madrugada.

La Diputación de Huelva mejora las condiciones laborales de sus trabajadores

Artículo anterior

Comienza la toma de datos arqueológicos con radar en el centro de la capital

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Actualidad