0

La Comunidad de Regantes Palos de la Frontera se ha convertido en la primera comunidad de regantes de la provincia de Huelva -y la segunda en España- en certificar con el sello ECO20 el uso de energías renovables y la cantidad de emisiones de CO2 evitado a la atmósfera.

La entidad ha obtenido este distintivo en su categoría Silver, que acredita un porcentaje promedio de autoconsumo de entre el 50 y el 70%. No obstante, durante los meses de mayor producción fotovoltaica -de mayo a agosto- la entidad ha llegado a producir hasta el 88% de la energía que consume.

El sello ECO20 es el único a nivel europeo que garantiza que el origen del consumo eléctrico de una empresa o entidad proviene de energía solar en autoconsumo directo, lo que permite poner en valor el uso de fuentes limpias y no contaminantes.

La comunidad, situada entre los términos municipales de Palos de la Frontera y Moguer, dispone de un conjunto de instalaciones fotovoltaicas integradas por más de 3.160 paneles solares, con los que alcanza una potencia total de 2,35 MWp. Las plantas generan la energía para el bombeo de agua y el riego de 3.376 hectáreas que acogen, en más del 90%, el cultivo de frutos rojos como fresones, arándanos y frambuesas.

Menos CO2 en el bombeo de agua

Gracias a esta instalación energética, la Comunidad de Regantes cumple con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la Agenda 2030 de la ONU en la lucha contra el cambio climático, ya que evitará la emisión de 504 toneladas de CO2 al año, el equivalente a lo que consiguen unos 3.022 árboles.

El proceso de certificación para la obtención del distintivo ECO20 ha sido realizado por la consultora especializada ECOQuality, junto con los auditores de OCA Global, organismo acreditado para certificar sistemas de gestión de la energía y garantizar el nivel de autoconsumo de origen solar y reducción de emisiones de CO2.

Frutos rojos más sostenibles y responsables

El secretario-gerente de la Comunidad de Regantes Palos de la Frontera, Fernando Sánchez, ha asegurado que la obtención de este sello, “tiene una gran importancia porque en 2019 empezamos a invertir en producción de energía fotovoltaica para disminuir los costes energéticos del agua que distribuimos a todos nuestros agricultores y después del esfuerzo que venimos haciendo en estos años atrás, hemos visto el momento de poder conseguir a través de una certificadora acreditada este sello que demuestra este esfuerzo”.

“Para nosotros es un orgullo saber que hemos dimensionado bien nuestras plantas y saber que utilizamos y que disminuimos esos costes energéticos que va en redundancia de nuestros agricultores abaratando el metro cúbico de agua, somos una de las comunidades de regantes más importantes en producción de energía y en el autoconsumo y eso es tremendamente importante para el futuro del regadío en la zona.

La responsable de ECOQuality, Marta Vivas, señala que “esta certificación de autoconsumo solar es una garantía de la sostenibilidad de la gestión de agua por parte de la Comunidad de Regantes, lo que añade valor y supone una diferenciación positiva para las fresas y frutos rojos que salen de la zona hacia toda España y el resto de Europa”. Y añade que “este el camino que debe seguir la agricultura del futuro para reducir las emisiones de CO2 de forma efectiva”.

Bonares y Rociana califican como “equitativo” el reparto de fondos por Doñana

Artículo anterior

El PFEA aporta dos tercios de las subvenciones para la rehabilitación urbanística de Isla Cristina desde 2020

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Destacados