0

La Consejería de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía, a través de la Delegación Territorial en Huelva, ha emitido una resolución en la que se declara como no apta para el consumo humano el agua distribuida en el municipio de Arroyomolinos de León por superar los límites de turbidez permitidos, como ya ocurriera en noviembre y en diciembre pasados, pero esta vez motivado por las fuertes lluvias que filtraba a través de las grietas del terreno junto al pozo de la captación de agua.

En la resolución emitida, la Delegación Territorial señala que el agua suministrada en dicho municipio no podrá utilizarse para beber ni como ingrediente para la preparación de alimentos. No obstante, no hay inconveniente sanitario para emplearla para la limpieza del hogar y la vajilla ni para el aseo personal.

El agua deberá someterse a tratamientos adecuados antes de desinfectarla y volver a distribuirla a la población. Así como otras medidas conducentes a la restitución de los valores paramétricos normales, como la limpieza del depósito o purgas necesarias. Posteriormente, subsanada la causa que ha originado el incumplimiento, se deberá analizar diariamente la turbidez hasta que los valores vuelvan a los límites permitidos, debiendo acreditar ante la autoridad sanitaria tres analíticas consecutivas sobre el cumplimiento de la turbidez en muestras analizadas en laboratorio.

Asimismo, el Ayuntamiento de Arroyomolinos de León deberá proporcionar a la población afectada agua apta para el consumo en tanto se mantenga la actual calificación. En caso de que se opte por distribución móvil deberá solicitarse el informe sanitario vinculante de la Delegación Territorial.

Ayamonte y Huelva capital, alarmados por un amplio despliegue policial

Artículo anterior

FITUR: Palos pone en valor sus sectores agrícola, industrial y turístico

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Destacados