0

La Diputación de Huelva, a través del área de Infraestructuras y Caminos, va a llevar a cabo la rehabilitación del firme de la carretera provincial HU-8105, una de las principales vías de la comarca de la Sierra, que conecta las poblaciones de Cortegana y Aracena con la N-435, así como otros municipios – Almonaster La Real, Santa Ana la Real, Alájar, Linares de la Sierra – con distintas carreteras provinciales (HU-8121, HU-8123, HU-8124), un proyecto que cuenta con un presupuesto base de 1.098.269 euros.

La intervención en el firme, que presenta “patologías acusadas” en algunas zonas, se va a llevar a cabo en un tramo de 18 kilómetros (entre los puntos kilométricos 12+120, en la intersección con la carretera nacional N-435, con final en el p.k.30+189, a la entrada a Aracena), un trayecto en el que no existe división de carriles, los arcenes son escasos, las bermas reducidas y con un ancho medio de la calzada de 5,30 metros.

El diputado de Infraestructuras y Carreteras, Manuel Cayuela, ha destacado la importancia de esta carretera provincial por “su capacidad vertebradora” de la comarca y ha incidido en el “valor turístico y paisajístico” de la misma. De hecho, la Diputación tiene en proyecto que sea la primera vía de comunicación de la provincia de esta naturaleza y características.

La rehabilitación del firme, entre los municipios de Cortegana y Aracena, va a suponer un aumento de la capacidad estructural del existente, la mejora de sus características funcionales de seguridad y comodidad así como la protección del conjunto, “aumentando la durabilidad, impermeabilidad, uniformidad y aspecto de la vía”, ha explicado. El organismo ya ha iniciado el procedimiento para la licitación del proyecto.

En el capítulo más destacado de la intervención, se plantean dos actuaciones a lo largo del tramo de 18 kilómetros. De una parte, se combina la eliminación parcial de una parte del firme existente y su reposición – hasta la misma cota que la superficie original del pavimento existente- , y posterior extensión de una nueva capa de rodadura. Esta solución se va a aplicar entre la intersección con la N-435 (p.k.12+120) y la intersección con la HU-8124 (p.k.23+900), acceso a Linares de la Sierra este, zona en la que existen mayores deterioros del firme.

Por otro lado, se prevé la eliminación parcial de una parte del firme existente y reposición – hasta la misma cota que la superficie original del pavimento existente-, opción que se aplicará en el tramo entre el p.k.23+900 y la entrada a Aracena (p.k.30+189), donde hay menor cantidad de patologías del firme.

En cuanto a la señalización, en la totalidad del proyecto se contempla el pintado de tanto marcas viales longitudinales, y se prevé la renovación de toda la señalización vertical en su totalidad, reordenando algunas de las señales y con la colocación de nuevos elementos de señalización. En cuanto al balizamiento, se repondrán y/o colocarán adicionalmente elementos para el correcto balizamiento de las numerosas curvas existentes en la zona, y se considera además implantar varios tramos de bandas transversales de alerta (BTA) como mejora de la seguridad vial.

Punta Umbría acogerá la 46 edición del Encuentro Internacional de Editores Independientes ‘Edita’ del 2 al 4 de mayo

Artículo anterior

Un dispositivo especial de limpieza retira la cera de la Carrera Oficial y las calles donde hubo procesiones

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Destacados