0

Los caballos siempre han sido considerados unos animales que poseen una sensibilidad especial en todos los sentidos, viven en manadas y tienen sus propias jerarquías establecidas, además de que cuentan con sus propios códigos de socialización.

Entre otros factores, estos comportamientos son los que hacen que la equinoterapia tenga tantos beneficios para las personas con discapacidad.

Este tratamiento utiliza los movimientos de los propios caballos para lograr las respuestas deseadas en una persona, en función de su discapacidad y suele utilizarse mayormente con niños que responden de manera “positiva” a este tipo de terapias.

Gracias a estas técnicas, los niños que realizan equinoterapia pueden encontrar beneficios a la hora de desarrollar su equilibrio o tener una mejor postura, además de que sienten una vinculación especial con el animal que les provoca un sentimiento de alegría, a la vez que estimulan su afectividad y sensibilidad de la mano de los caballos.

En el Club Deportivo Equs Caballus de Villalba aplican diferentes técnicas en este ámbito.

Este tipo de terapias equinas demuestran el poder que tienen los caballos para humanizar la vida de todos aquellos que la practican.

Un vínculo inquebrantable que se establece entre estos niños y sus caballos que les sirve para estimular sus sentidos, mejorar sus funciones física y cognitivas a la vez que aprenden a perfeccionar su habilidades sociales y emocionales, gracias a la compañía y a la ayuda de estos majestuosos animales.

Punta Umbría: La oposición vota en contra a la venta de los terrenos del SAPU5 en La Peguera

Artículo anterior

Andalucía TRADE congrega en la Feria Fruit Logística de Berlín a casi una treintena de empresas andaluzas

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Destacados