0

Ayer Almonte celebró uno de los momentos más especiales que marcan la antesala de todo lo que está por vivir en el mes de mayo, la Exaltación del Rocío, en el Teatro Salvador Távora, pronunciada por Mario Mateos. Antes, en el Ayuntamiento, se produjo el acto de recepción al Hermano Mayor de este Rocío Grande, Sebastián Suarez, quien firmó en el Libro de Honor del consistorio.

Los sones de los tamborileros, Rosendo y Miguel Ángel, inundaban la Plaza Virgen del Rocío y marcaban el inicio de una tarde cargada de emociones. En el acto institucional, en el Salón de Protocolo, el concejal de festejos, Tomás Ruiz, leyó una semblanza sobre Suarez, donde recordó sus raíces y a su abuelo Manuel, quien fue también Hermano Mayor, de la Hermandad del Rocío de La Palma del Condado.

Carla, la hija mayor de Sebastián Suarez, dedicó también unas sentidas palabras a su padre, visiblemente emocionada, destacó su gran corazón y coraje, de este jinete de profesión. Para finalizar este acto el alcalde, Francisco Bella, invitó a Suárez a firmar en el Libro de Honor, para después entregarle una escultura que refleja a la Virgen en procesión. El grupo Requiebros, interpretó unas sevillanas al finalizar este acto.

El teatro Salvador Távora, repleto de almonteños, para la ocasión, acogió, en un escenario que reproducía el altar de la Virgen del Rocío en la Parroquia de la Asunción, la Exaltación del Rocío, pronunciada por el pileño Mario Mateos, que estuvo acompañado en diferentes momentos por el grupo almonteño Senderos y el pianista Manuel Moreno.

Una exaltación donde estuvo muy presente el amor de las madres, como transmisoras de esta devoción a sus hijos. De ese legado heredado habló Mateos, quien mencionaba que el pueblo de la Virgen, “con un salto toca el cielo”. Describiendo la salida de la Reina de las Marismas, momento culmen de la Romería, como un instante de unción para quienes la llevan, “tu brazo tocando el cielo, mientras mantienes tu cuerpo en la tierra, raíz y tradición de un pueblo”, destacaba.

Al finalizar, el primer edil almonteño, entregaba a Mateos una escultura reproducción del simpecado de la Matriz. Subrayando que “las cosas que se escriben desde el corazón son fáciles de pronunciar, has reflejado magníficamente lo que siente este pueblo por su Virgen”, expresaba Bella.

La gala, conducida por el periodista onubense Norberto Javier, director territorial de Canal Sur, tuvo como broche la interpretación de la Salve por parte de la Banda Municipal de Música y los vivas a la Virgen proclamados por el Hermano Mayor de la Hermandad Matriz, Sebastián Suarez.

Manuel Galán, cronista del Rocío 2024

En la última parte de este acto de Exaltación, la concejal de Cultura, Pepa Faraco, leía el decreto por el cual se nombra cronista de la Romería del Rocío 2024 al almonteño Manuel Galán Cruz. Doctor en Historia del Arte, su destacada trayectoria académica y profesional está muy centrada en el estudio y difusión del patrimonio cultural relacionado con la devoción a Nuestra Señora del Rocío.

Galán agradeció al Ayuntamiento esta importante enconmienda de anunciar un tiempo gozoso que ayer comenzó a marcar su cuenta atrás definitiva. Su compromiso con la divulgación rociera se refleja en su experiencia como Delegado de Formación de la Hermandad Matriz, Director del Tesoro de la misma y responsable de la Oficina de Atención al Peregrino de El Rocío, entre otras responsabilidades.

Actualmente es Director del Secretariado de la Pastoral del Turismo de la Diócesis de Huelva y miembro de la comisión para la creación del Museo de la Catedral onubense. Su profundo conocimiento y dedicación se evidencian en su continua contribución al enriquecimiento cultural y espiritual de esta región.

La alcaldesa agradece la participación en los ‘Encuentros de Familias’ reforzando su labor como “mediadores y educadores de salud”

Artículo anterior

El III Festival de las Artes y las Letras de Islantilla culmina con tres interesantes encuentros literarios

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Destacados