0

El municipio de Gibraleón vive una época histórica. Mientras la Parroquia de San Juan Bautista se está restaurando, las imágenes de la Hermandad de la Burriquita, Misericordia y el Nazareno han sido trasladadas a otros templos del municipio.

La Iglesia de Carmen acoge, temporalmente, a Nuestro Padre Jesús Nazareno y la Virgen de los Dolores. La imagen se repite treinta años después. En 1992, la Hermandad del Nazareno trasladó a este mismo punto a sus representantes.

Las Hermandades esperan volver a su templo en un año. La restauración se está llevando a cabo, en gran parte, gracias a la financiación del pueblo de Gibraleón.

El PSOE afronta un Comité Federal cubierto de sustituciones

Artículo anterior

Fichaje en el Recreativo de Huelva: Josiel Nuñez firma por el Decano

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Actualidad