0

El secretario general de Agua, Ramiro Angulo, ha presidido este lunes en Huelva una nueva reunión de la Comisión de Gestión de la Sequía de la demarcación hidrográfica del Tinto-Odiel-Piedras, que ha establecido para la Sierra de Huelva, zona que se encuentra en situación de emergencia, una dotación máxima de 200 litros de agua por habitante y día, considerando todos los recursos hídricos disponibles en cada localidad.

A esta reunión han asistido también miembros de otras áreas de la Administración autonómica y vocales de los usuarios de distintos usos del agua y de organizaciones empresariales, sindicales y ecologistas.

Según ha indicado la Junta en una nota, en primer lugar, Angulo ha expuesto los últimos datos relativos a la situación hidrológica de la cuenca, teniendo en cuenta las precipitaciones registradas en lo que va del presente año hidrológico y su comportamiento en el sistema.

Con carácter general, ha explicado que las lluvias registradas entre los meses de octubre y enero en la demarcación onubense han vuelto a ser inferiores a los valores medios históricos –alrededor del 59% de la media anual–, una situación que se repite por tercer año consecutivo desde 2021-2022. En concreto, las aportaciones a finales de enero rondan los 130 hectómetros cúbicos.

Tras analizar la evolución de los indicadores y la situación hidrológica actual de la demarcación, los miembros de la Comisión de Gestión de la Sequía han decidido, por unanimidad, mantener las medidas anteriormente establecidas para ahorrar agua en los núcleos urbanos implantando determinadas limitaciones al uso de agua potable.

Así, como norma general, se ha aprobado la prohibición de utilizar esta agua para baldeo de calles, llenado de piscinas privadas, riego de jardines, parques públicos y privados, campos de golf, lavado de coches fuera de los establecimientos autorizados, fuentes ornamentales que no dispongan de circuito cerrado de agua, duchas y surtidores públicos. En el caso de las localidades con una población superior a 10.000 habitantes, será preciso que adopten las medidas establecidas en sus planes de emergencia municipales.

En su intervención, Ramiro Angulo ha apuntado que “durante los próximos meses se continuará con el seguimiento detallado de la evolución de recursos y demandas, así como con el análisis de la aplicación de las medidas adoptadas en la cuenca con el fin de conocer si es necesario tomar medidas diferentes para garantizar la mejor gestión de la sequía” y ha puesto en valor el estado de las infraestructuras que está poniendo en marcha el Ejecutivo andaluz a través de los distintos Decretos de Sequía aprobados en la región.

Al respecto, Angulo ha expuesto que “se están ejecutando las obras de mejora de las condiciones de toma en el embalse del Andévalo con el fin de optimizar su aprovechamiento en situación de escasez, un proyecto en el que la Junta invierte más de 26 millones de euros; y también está en marcha la modernización de la estación de bombeo de emergencia y de la estación de bombeo del palafito 1 de la presa del Chanza, a la que se destinan 7,8 millones de euros”.

En este sentido, Angulo ha incidido en que “las obras recientemente finalizadas del bombeo del Bocachanza están permitiendo dotar ya de unos diez hectómetros cúbicos nuevos de agua al sistema único de Huelva y, por tanto, estamos cumpliendo con ello con una demanda de la sociedad, la industria y el sector agrícola de esta provincia”. A pesar de ello, el secretario general ha reiterado “la necesidad de que todas las Administraciones públicas continúen invirtiendo en las infraestructuras hidráulicas que necesita Huelva”.

La gran final del Carnaval Colombino deja un sábado para el recuerdo de Huelva

Artículo anterior

Indignación por el trato de Renfe y Adif a la provincia onubense

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Destacados