0

Puebla de Guzmán se prepara para vivir la romería en honor de la Virgen de la Peña, “una de las más antiguas y hermosas de la provincia de Huelva”, según ha subrayado el presidente de la Diputación, David Toscano. La celebración de esta devoción mariana, que se remonta a casi seis siglos de historia, se plasma en “una romería única, distinta a cuantas conocemos, que aúna religiosidad y folclore heredados de generación en generación”.

El impresionante entorno natural del Cerro del Águila, los trajes de gabachas y gabachos, la Danza de las Espadas al son de la gaita y el tamboril y las caballerías, convierten a la romería de la Peña un excepcional atractivo turístico, cultural y religioso, declarada de Interés Turístico de Andalucía”, ha indicado Toscano. Todo eso y mucho más va a encontrar quien visite la romería el último fin de semana de abril, “además de un pueblo generoso y acogedor, cálido y hospitalario, orgulloso de su ancestral Romería y del único y exquisito patrimonio histórico vinculado a la misma, que os damos las gracias por conservar con tanto mimo y cariño”.

El presidente de la Diputación ha estado acompañado por el alcalde de Puebla de Guzmán, la Hermana Mayor de la Hermandad de la Virgen de la Peña, y la mayordoma, Manuela López -junto a hermana, hija y sobrina vestidas con el traje típico-, en representación de las siete mayordomas que este año cumplen con sus promesas de ser mayordomas de la Virgen de la Peña.

El alcalde de Puebla de Guzmán, Antonio Beltrán, ha explicado que para los mayordomos de la Virgen de la Peña la romería comienza “justo el último día de la romería anterior, cuando cogen los pendones y empiezan a trabajar decididamente para servir a la Peña, para que se mantengan todas sus tradiciones y costumbres”. Beltrán ha agradecido la labor imprescindible de la Hermandad, “un trabajo constante, no siempre comprendido, que es fruto de un profundo compromiso que tienen durante todo el año y lo mantienen permanentemente”.

Asimismo ha dado las gracias a todos los devotos de la Virgen, “a los que puedan ir a la romería y también a los que no puedan”, y ha invitado “a todo el mundo que vengan a conocer unas tradiciones costumbres centenarias, que no van a encontrar en ningún otro sitio, con un floclore, arraigado en los momentos de las repoblaciones andaluzas, como nuestra emblemática Danza de las espadas, que tiene su origen en la ezpata dantza vasca”. Un símbolo, añade “que nos habla cómo es la Puebla, de cómo se ha conformado y, sobre todo, de cómo son los sentimientos y la gran acogida que da este pueblo en una romería con imágenes impactantes que perduran en la memoria para siempre”.

La Hermana Mayor de la Hermandad de la Virgen de la Peña, Ilde Gómez, ha señalado que este año la celebración festiva y religiosa comienza el viernes 26 de abril, con el traslado del Simpecado, y durará hasta el martes 30 de abril con el ‘Sermón de súplicas’. La romería conjuga desplazamientos romeros y celebraciones en el municipio y en el Cerro del Águila, donde se llevan a cabo los actos religiosos principales.

Respecto al cartel de la romería de 2024, la Hermana Mayor, que ha estado acompañada del tesorero, Leonardo Vargas, ha indicado que la imagen “recoge emociones de una Danza de la Espadas, que deja paso para que jóvenes danzadores puedan sentir lo que ellos han vivido durante tantos años, abriéndole el camino a la Virgen de la Peña. Sin descanso, sin quejas, con mucha responsabilidad y con mucha devoción, así son los danzadores de la Santísima Virgen de la Peña”.

Por estos y muchos otros motivos, ha asegurado, con emoción, que “decir abril en Puebla de Guzmán es decir Peña. Qué ya huele a rosas y tortas y a la dulce cidra, que el tamboril ya nos despierta con su suave toque de La Alborá y los repiques de campanas nos aceleran… ya sentimos la caballería, ya vemos las gabachas luciendo majestuosas camisas bordadas a mano, soñamos con su salida en procesión y nos imaginamos un sermón de súplicas llenos de nuevas promesas.”

La Virgen de la Peña es la única imagen coronada canónicamente en la comarca del Andevalo. Una de las señas de identidad, vinculada al pueblo de Puebla de Guzmán desde sus orígenes, es la devoción a la Virgen de la Peña, de la que se tiene constancia histórica al menos desde el siglo XV (1470), donde se fija la aparición de la Virgen de la Peña y el inicio de su veneración. Las primeras referencias documentales relativas a los primeros cultos y expresiones festivas organizadas en su honor datan del año 1936.

La Diputación acoge la presentación oficial del II Symposium Internacional Más Que Caballos

Artículo anterior

La Plaza Quintero Báez acogerá este jueves una carpa informativa vinculada a la campaña ‘Si vapeas, no wapeas’

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Destacados