0

La Delegación Territorial de Salud y Consumo ha acogido hoy una reunión presidida por la directora general de Atención Sociosanitaria, Salud Mental y Adicciones, Trinidad Rus, y el director del Centro Penitenciario de Huelva, Raúl Barba, que se enmarca en la ronda de encuentros que se están celebrando en las distintas provincias andaluzas tras la firma el pasado verano de un convenio de colaboración entre la Consejería de Salud y Consumo y la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias del Ministerio del Interior en materia de programas de intervención para personas con adicciones y formación dirigida al personal de los centros penitenciarios.

La Consejería de Salud y Consumo ostenta la competencia para el desarrollo, coordinación y evaluación de las políticas en materia de prevención, asistencia, tratamiento y reinserción de personas con adiciones, de acuerdo con la Estrategia Nacional sobre Adicciones y el II Plan Andaluz sobre Drogas y Adiciones.

Trinidad Rus, que ha estado acompañada en la reunión por la delegada territorial del ramo, Manuela Caro, ha señalado que el convenio alcanzado pretende facilitar “la coordinación y la colaboración con el personal técnico de los centros penitenciarios andaluces a través de actuaciones de carácter asistencial que permitan que los pacientes que hayan comenzado el tratamiento en las prisiones lo puedan continuar a su salida en la Red Pública de Atención a las Adicciones en Andalucía”.

Este convenio permite a su vez que aquellas personas que han comenzado el tratamiento en la red puedan continuar con el mismo en caso de ingreso en un centro penitenciario. En suma, se pretende un intercambio y apoyo mutuo entre ambas instituciones para una mayor calidad y eficacia en las intervenciones en adicciones en los centros y facilitar la continuidad asistencial.

En virtud del mismo, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias se compromete a poner a disposición de la Junta de Andalucía las infraestructuras, equipamientos y personal necesarios en los centros penitenciarios, consensuar las actividades preventivas y de inserción social, así como facilitar la colaboración entre los equipo de los dispositivos penitenciarios y los que trabajan en la red autonómica de adicciones para garantizar la continuidad asistencial.

Por su parte, la Junta garantizará igualmente la coordinación de los profesionales de los centros de la red pública andaluza con aquellos encargados de la atención a las personas con adicciones dependientes de la administración penitenciaria. Igualmente, Salud facilitará el apoyo técnico y la formación necesaria a los profesionales de las prisiones sobre los programas de intervención, así como la información de los programas preventivos, asistenciales y de reincorporación social, además de incluir a los profesionales de los centros penitenciarios en el sistema de información del Plan Andaluz sobre Drogas y Adicciones.

El Programa de Apoyo a las Drogodependencias en los centros penitenciarios se inició en 1989, a través de un convenio marco de colaboración suscrito entre el Ministerio de Justicia, el Plan Nacional sobre Drogas (PNSD) y la Junta de Andalucía. Este programa ha permitido la puesta en marcha de equipos técnicos de intervención en los centros penitenciarios de Andalucía, adscritos a los Centros Provinciales de Drogodependencias (CPD), con el objetivo de mejorar la calidad y la cobertura de la atención sanitaria y social que se presta en estas instituciones a las personas con problemas derivados del consumo de drogas.

Salud mental

Posteriormente, la directora general también ha recibido en la Delegación a representantes de la Federación Andaluza de Asociaciones de Salud Mental En Primera Persona y de la Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental FEAFES Huelva y su federación andaluza, con el propósito de abordar las diferentes medidas que se están impulsando desde la Consejería de Salud y Consumo para la mejora de la asistencia que se presta a los pacientes en este ámbito, una de las prioridades de la Junta para la presente legislatura.

Entre estas acciones destaca la elaboración del Plan Estratégico de Salud Mental y Adicciones de Andalucía (PESMAA), en el que está trabajando en la actualidad la administración autonómica.

Los objetivos del PESMAA, con una vigencia de cinco años, se centran en garantizar una atención integral, equitativa y de calidad para las personas con problemas de salud mental y adicciones en Andalucía; impulsar la actividad investigadora y formativa en áreas de interés en el ámbito de la salud mental y las adicciones, e implantar procedimientos actualizados de control sobre humanización y bioética en los servicios de salud mental y adicciones.

La Junta invierte en el municipio de Manzanilla más de 77.000 euros con cargo al PFEA

Artículo anterior

Encinasola acoge las Jornadas de Patrimonio de la Comarca de la Sierra

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Destacados