0

Huelva vivió su Domingo de Pregón cargado de emotividad. Los cofrades recibieron el anuncio de la Semana Santa de este año sintiendo por un instante que dios volvería a salir a la calle. Así lo hizo sentir Eduardo Sugrañes, pregonero por segunda vez en su historia y renombrado de nuevo para 2021.

Eduardo, visiblemente emocionado, llenó de piropos a la ciudad, donde tuvo muy presente a su Virgen d ella cinta y al Señor de la Sangre. Un canto de amor a nuestra tierra y sus días más grandes en el que no pudo pasar por alto hacer mención a aquella Semana Santa del 2020, la que vivimos encerrados y agarrados a la fe.

Después, el pregonero nos invitó a seguirlo por un recorrido que paró en los barrios, en las esquinas y hasta en el aroma y la esencia de todas y cada una de las cofradías de nuestra ciudad. Entre versos, emociones y vivencias, Eduardo resumió toda la semana trasladándonos a la Semana Santa de la calle, la que llegará, con alegría, como el broche a su pregón, donde la advocación de la Virgen del Amor sirvió para anunciar el júbilo de la resurrección.

Así fue transcurriendo el pregón de la Semana Santa, histórico por el contexto en el que se celebra, también por el sitio, la Casa Colón por vez primera, como la presencia del nuevo obispo, Santiago Gómez, quien agradeció al pregonero haber tendido tan presente a dios en la calle.

Tan solo quedan 6 días para el domingo de Ramos, otra Semana Santa histórica que se vivirá con especial intensidad en la Casa de Dios, aquella que como indicó el pregonero, hemos vuelto a valorar.

La interprofesional de la fresa aplica en todas sus empresas el Presli

Artículo anterior

El equipo de gobierno lleva a pleno la ordenación del viejo mercado del Carmen

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Noticias