0

Un onubense ha denunciado púbicamente, a través de la red social X -hasta hace poco conocida como Twitter- una situación que ha calificado como «una vergüenza». El joven, que se dedica a la hostelería y trabajaba en un bar de la capital onubense (con distintos establecimientos en la provincia que pertenecen a la misma cadena), muestra una captura de WhatsApp en la que uno de los trabajadores del local le indica sus horarios de trabajo del mismo día siguiente: «de 12.00 horas a 16.00 y de 19.00 a cierre».

A esto, el trabajador le responde un párrafo del Estatuto de los Trabajadores, concretamente el que se refiere a la «ordenación del tiempo de trabajo y descansos»: «Dicha distribución deberá respetar en todo caso los periodos mínimos de descanso diario y semanal previstos en la ley y el trabajador deberá conocer con un preaviso mínimo de cinco días el día y la hora de la prestación de trabajo resultante de aquella», comenta añadiendo que su mensaje anterior comete irregularidades.

Para sorpresa del trabajador y de muchos de los tuiteros que han comentado el suceso, el mensaje que recibe de vuelta es un despido laboral, incidiendo muchos de ellos en que «un mensaje no es una vía válida para un despido».

Punta Umbría celebra mañana su pasacalles infantil

Artículo anterior

Lepe: El Ayuntamiento, satisfecho tras la adjudicación de las obras de la nueva estación ITV

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Destacados