0

El temporal de lluvias y fuertes vientos deja en El Rocío inundaciones y la alerta del Ayuntamiento de Almonte en un llamamiento recurrente a las autoridades competentes, sobre esta situación de inundaciones provocadas por el desbordamiento de la Marisma y el descuido del Caño Marín.

Durante años, el consistorio ha alertado sobre la acumulación de arena en la Marisma, lo que obstaculiza el flujo natural del agua durante las lluvias, contribuyendo así a las inundaciones que asolan la aldea almonteña. Esta situación ha llevado a que los vecinos sufran las consecuencias de temporales como el que vive el litoral durante la Semana Santa.

La preocupación por la Marisma se ha convertido en una voz persistente. A pesar de los esfuerzos de las autoridades municipales por resaltar la necesidad de acciones preventivas, la colmatación de la Marisma, ha exacerbado la vulnerabilidad de El Rocío ante los temporales.

Además, el estado de abandono del Caño Marín, que fluye cercano a la calle Santaolalla, es otra fuente de preocupación. Con cerca de una década sin una limpieza adecuada, el cauce se ha convertido en un foco de desbordamiento, inundando esta semana las primeras casas de las calles más próximas y poniendo en riesgo la seguridad y el bienestar de los residentes.

Ante esta situación, el Ayuntamiento de Almonte se plantea optar por la vía jurídica y plantear un pleito al Estado, ya que la finca de La Madre, de propiedad municipal, no se conserva en condiciones adecuadas, faltando así al convenio suscrito en su día entre el consistorio y el gobierno central, a través del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente. Desde la concejalía de El Rocío están trabajando para garantizar la seguridad de los vecinos.

La cuarta subasta de inmuebles y solares propiedad de la Junta entra en su recta final

Artículo anterior

Mañana se presentará la novela histórica ‘Doble piel (la vida fugitiva del hermafrodita Reyes Carrasco)’ en Las Noches del 1900

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Destacados