0

Almonte es un municipio comprometido con los animales y con su bienestar y así lo quiere mostrar su consistorio en el próximo Pleno Ordinario del 11 de enero. Una de las mociones que se llevará a este Pleno es la modificación de la Ley de Protección de los Derechos y el Bienestar de los Animales.

Las modificaciones que pretenden llevar a cabo son la prohibición del alquiler de burros para circos y concursos en el término municipal, la obligatoriedad del chip canino para tener un reconocimiento legal del animal y la implantación, a través de este chip, del Censo Canino, que incluirá registro del ADN de cada animal para controlar la limpieza de las calles del municipio.

Con estas medidas que pretende aprobar el consistorio almonteño, se busca reforzar el compromiso de la administración local con los animales, así como concienciar a los habitantes de la localidad en valores cívicos y respeto por el mundo animal.

La Leyenda de Tartessos by Alé amplía su periodo de inscripciones hasta el 14 de enero

Artículo anterior

La Asociación Huelva y sus fotógrafos inauguran la exposición «Greguerías»

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Destacados