0

Mañana, día 1 de febrero, se abre el plazo para la tramitación de la Solicitud Única de la Política Agraria Común (PAC) relativa a ayudas y pagos de 2024. En este segundo año de aplicación de la nueva reforma agraria del marco 2023-2027 se vuelve a la fecha habitual, por lo que el plazo se prolonga desde el 1 de febrero hasta el 30 de abril. No obstante, durante todo el mes de mayo se podrán presentar modificaciones a las solicitudes de ayudas.

Asimismo, mañana se abre también el periodo para alegaciones al SIGPAC y para comunicar cesiones de derechos, que finaliza el 31 de mayo, junto al periodo de modificaciones.

Para poder aplicar todas las novedades de la campaña, Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía vuelve a poner a disposición del sector un equipo de más de 200 profesionales distribuidos por todo el territorio andaluz.

La federación, como entidad reconocida por la Junta de Andalucía, lideró en 2023 la tramitación de las solicitudes únicas de ayudas de la PAC, con un total de 79.194 expedientes validados (el 36% del total), a mucha distancia del resto de las 39 entidades (organizaciones profesionales agrarias y entidades bancarias) que colaboran también con la Consejería de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural.

De hecho, pese a que la actividad tramitadora en el ámbito nacional y andaluz mantiene su tendencia bajista, iniciada hace más de una década, Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía incrementó más de medio punto su representatividad con respecto a 2022, manteniendo el liderazgo en el ranking de entidades tramitadoras en Andalucía, lo cual es más relevante al producirse en un contexto adverso por la caída de solicitantes en el campo andaluz y por el incremento en la complejidad de la actual PAC.

Por tanto, estos resultados ratifican, un año más, la confianza de agricultores y ganaderos en la labor técnica de la entidad para asesorar y gestionar las solicitudes de sus ayudas PAC, así como en la comunicación de las cesiones de derechos de pago básico y alegaciones al SIGPAC. Algo que reafirma la estrategia de formación continua que se viene desarrollando en la federación y en sus 641 entidades asociadas para adaptarse a los cambios continuos de toda la normativa europea, y que avala el éxito de un modelo empresarial que pone énfasis en la cercanía de sus profesionales, debido a la implantación de las cooperativas en el territorio.

Novedades de la campaña

La puesta en marcha de esta nueva reforma está siendo muy compleja para el sector productor, debido a la cantidad ingente de normativa a aplicar (multitud de Reales Decretos, circulares del FEGA, notas interpretativas del Ministerio de Agricultura, etc.) que vienen a complicar sobremanera el cumplimiento de este nuevo sistema de ayudas a pie de explotación. Pero, además, en el ejercicio 2023 coincidieron una serie de circunstancias geopolíticas que afectaron a la actividad de agricultores y ganaderos, como la sequía y la guerra en Ucrania, lo que obligó a incluir ciertas excepcionalidades que para este año 2024 desaparecen. Especialmente, en lo que concierne a los ecorregímenes, que incluyen algunas novedades.

Así, aquellos agricultores que pretendan acogerse al ecorrégimen de rotación de cultivos con especies mejorantes (leguminosas, oleaginosas y crucíferas) y que tengan más de diez hectáreas deberán cumplir con el porcentaje de siembra del 10% (de los cuales, el 5% serán leguminosas) y con el límite del barbecho (40%), aunque se solicite la ayuda en menos de diez hectáreas.

Además, en este 2024, si el solicitante incumple con los requisitos de la práctica en los ecorregímenes, bien sea en parte o en el total de la superficie solicitada, dependiendo de cuál sea dicho incumplimiento, el pago se vería reducido hasta poder llegar a cero, además de que podría afectar a otras líneas de ayuda solicitadas.

En cuanto a la condicionalidad reforzada, será obligatorio cumplir con la diversificación y rotación interanual, en función del tamaño de la explotación, así como dejar al menos un 4% de la tierra de cultivo destinada a superficies no productivas, como barbecho o elementos del paisaje.

Respecto al Cuaderno Digital de Explotación, una de las novedades que más preocupa a los productores, se establece otra ampliación de los plazos para su entrada en vigor, con objeto de dar respuesta a las demandas del sector de disponer de un mayor periodo de adaptación. Así, será obligatorio a partir del 1 de septiembre de 2024 para las explotaciones de mayor tamaño y un año más tarde -septiembre de 2025- para las explotaciones pequeñas. Las explotaciones cuya superficie sea igual o menor a cinco hectáreas, siempre que la superficie de regadío no supere una hectárea, así como aquellas explotaciones que únicamente dispongan de pastos en los que no se realicen aplicaciones de fertilizantes, quedan exentas del uso de esta nueva herramienta digital.

Por tanto, desde Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía se aconseja prestar especial atención a cuestiones como estas, con objeto de facilitar las gestiones de agricultores y ganaderos al tramitar sus ayudas conforme a los nuevos parámetros de la PAC.

Los niños de Jabugo celebran el Día de la Paz

Artículo anterior

Moreno muestra la riqueza natural y cultural de Doñana en la Comisión Europea

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Destacados