0

El Comité de Empresa del Personal Laboral de la Delegación Territorial de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía en Huelva (CSIF, UGT y USTEA) se ha vuelto a concentrar hoy en las puertas de la Delegación Territorial de Empleo de la Junta de Andalucía en Huelva por el cierre de la Residencia de Tiempo Libre de Punta Umbría (Huelva).

La presidenta del comité, María de Mier, ha leído un manifiesto donde ha denunciado que a pesar de haber exigido diálogo con la Junta desde este verano, no se ha celebrado un encuentro formal con el comité. La Junta ha mantenido reuniones individuales, pero el comité percibe que son “promesas políticas vacías”. “La falta de respuesta técnica ante las reubicaciones propuestas genera incertidumbre, y la Junta no muestra disposición a una negociación formal”, ha denunciado María de Mier.

En este sentido, el comité considera que la Delegación de Empleo está haciendo «promesas políticas» sin que haya aclarado cómo se van a realizar las reubicaciones de forma reglamentaria. Función Pública de la Junta de Andalucía es el organismo encargado de la gestión del personal y no se ha pronunciado aún, por lo que los trabajadores “tienen miedo” de perder derechos laborales ya consolidados, ha manifestado María De Mier.

La presidenta del comité ha expresado la preocupación y descontento de los trabajadores y trabajadoras ante la disminución significativa de sus salarios que se verían rebajados al prescindir de pluses; la reducción de las bases de cotización en las nuevas reubicaciones, un hecho que cobra especial relevancia al tratarse de los últimos años de cotización antes de alcanzar la edad de jubilación; los desplazamientos de sus domicilios por cargas familiares y con dependientes a su cargo.

Entre las quejas manifestadas por el comité se encuentra también la situación de aquellos trabajadores y trabajadoras que, debido a cargas familiares y dependientes a su cargo, pueden verse obligados a desplazarse de sus domicilios habituales. Asimismo, los trabajadores temen que las funciones de las reubicaciones sean «dispares» a las realizadas hasta ahora, porque se trata de categorías «difíciles de reubicar» en otros centros ya que se trata de socorristas, monitores de deportes, personal de recepción, entre otros.

El comité ha denunciado esta operación de cierre porque obedece a un traslado forzoso y denuncia que la Junta de Andalucía no le haya dado traslado a ningún sindicato de ninguna documentación, informes o documentos que acredite la justificación y necesidad de la adopción de esta medida tan «drástica y prematura» en el tiempo. Por ello, exige transparencia y respeto a partir de ahora en la negociación de las reubicaciones.

Por ello, solicita que los procesos de reubicación se desarrollen de manera abierta y clara, proporcionando información detallada al comité sobre los criterios empleados para la reubicación de los trabajadores afectados y con el espíritu negociador que no se ha tenido con los cierres de las RTL. El comité de empresa espera que las negociaciones de reubicación lleguen a buen puerto, respetando las situaciones laborales y personales de todos los trabajadores afectados.

La Junta de Andalucía compra la finca Veta la Palma garantizando así el futuro de Doñana

Artículo anterior

Avanzan las obras de reurbanización de la Calle Canoa (Punta Umbría)

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Actualidad