0

Dos personas están siendo investigadas por el Seprona Doñana de la Guardia Civil por un delito de caza furtiva, al carecer de permiso del titular del terreno cinegético y del Parque Natural Protegido de Doñana. Los hechos se produjeron el pasado mes de febrero, tras elaviso de un Guarda Rural de un Coto de Caza de la demarcación Moguer-Mazagón ante la posibilidad de que estuvieran cazando de forma ilegal.

Los agentes iniciaron la búsqueda del vehículo, siendo interceptado circulando en dirección a Almonte. Tras la inspección del maletero, se encontró un perro de caza con las patas mojadas además de encontrarse en los asientos traseros una escopeta del calibre 12 guardada en su funda, la cual ha sido retirada provisionalmente por motivos de seguridad.

El registro del vehículo continuó en el puesto de la Guardia Civil de Matalascañas, debido a la actitud amenazante de los ocupantes, encontrándose dos navajas, una de ellas semiautomática, que es un arma prohibida. Los agentes localizaron además en el punto donde se le dio el alto al vehículo, junto a la cuneta, una vaina usada del cartucho de bala y una canana de caza con doce alojamientos para munición, compatible con la escopeta hallada en el vehículo.

Con apoyo de la Unidad Canina de la Guardia Civil, se inspeccionó la zona del coto donde fueron visualizadas estas personas, localizando un ciervo abatido por disparo, con orificio de entrada y salida de bala, cuyo estado de descomposición coincide con el día que fueron vistas en el lugar.

La investigación finalizó con la investigación de ambas personas, como presuntos autores de un Delito de caza furtiva.

Buenas previsiones para los hoteles onubenses en Semana Santa si el tiempo acompaña

Artículo anterior

Sindicatos solicitan reactivar el Plan de Alta de Frecuentación en el Juan Ramón Jiménez ante la alta demanda asistencial

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Destacados