0

Las obras del mercado de abastos de Gibraleón, que se iniciaron en agosto de 2022, llevan camino de hacerse eternas tras sufrir varios retrasos.

Y, precisamente por dichos retrasos, desde el Ayuntamiento se decidió rescindir el contrato con la empresa que estaba ejecutando las obras y pedirle indemnización por los daños causados tanto al Consistorio como al propio municipio.

Por dicho motivo, se decidió sacar a licitación de manera urgente de nuevo la obra.

Según la alcaldesa, por mucha urgencia que requiera la obra, había que esperar hasta hoy 17 de octubre, fecha límite para que todas las empresas de construcción pudieran concursar a dicha licitación.

La plaza de abastos olontense, que data de 1926, fue diseñada por el conocido arquitecto onubense José María Pérez Carasa y está considerada como una de las «joyas» del legado que dejó en la provincia.

Desde el Ayuntamiento se pretende remodelar, ya que en ella se usaban muy pocos puestos, para intentar atraer al público con un proyecto hostelero.

La nave de reciclaje de Antonio España e Hijos queda totalmente calcinada

Artículo anterior

San Juan del Puerto conmemora el Día Mundial de la Alimentación Saludable en dos jornadas

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Destacados