0

La consejera de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía, Catalina García, ha presentado en el Foro Salud celebrado en Madrid, algunas de las líneas estratégicas de la Consejería para el año 2024 que, tal y como ha señalado, reflejan un claro impulso a la prevención y promoción de la salud, además de potenciar la atención a la cronicidad, la investigación y la humanización en la atención sanitaria. Durante su intervención, García ha anunciado que este año se pondrá en marcha un proyecto de terapia neurocognitiva en centros residenciales de personas mayores, con el objetivo de favorecer la autonomía en las tareas rutinarias y que, además irá acompañado de un estudio de los efectos de esta rehabilitación. Tras ser presentada por la consejera de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Fátima Matute, ha coincidido con su homóloga en la necesidad de un Pacto de Estado por la Sanidad, entre el Ministerio y todas las Comunidades Autónomas, porque, sin él, ha dicho, “será muy difícil, muy complicado, avanzar”. “Lo hemos pedido durante cinco años, para hablar con serenidad, desde las necesidades, desde los problemas y con las soluciones porque lo importante es la salud de todos”, ha subrayado.

Catalina García, que ha estado acompañada por la viceconsejera de Salud y Consumo, María Luisa del Moral; la directora gerente del SAS, Valle García; la directora general de Atención Sociosanitaria, Salud Mental y Adicciones, Trinidad Rus; la delegada territorial de Salud y Consumo en Jaén, Elena González, y la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Madrid, Teresa Astolfi, entre otras autoridades, ha aprovechado también para solicitar a la ministra del ramo la convocatoria de un Consejo Interterritorial monográfico para abordar el déficit de profesionales, “el principal problema que padecemos tanto en Andalucía como en todo el Sistema Nacional de Salud”.

Pese a este déficit, Andalucía ha logrado aumentar en 25.000 profesionales la plantilla del Servicio Andaluz de Salud en los últimos cinco años, además, “con un gran esfuerzo”, se ha incrementado un 14% de media sus retribuciones, gracias a tres acuerdos en Mesa Sectorial con las organizaciones sindicales que han supuesto 330 millones de euros extra al año. “Tenemos más camas, más profesionales y mejor retribuidos. Pero, como siempre digo, nos queda mucho por hacer y mucho por avanzar”, ha añadido.

La titular andaluza de Salud y Consumo ha destacado que “Andalucía hace cinco años era el farolillo rojo en inversión sanitaria por habitante, hoy hemos logrado escalar y situarnos los quintos, ya muy cerca de la media nacional”. En concreto, la comunidad ha pasado de una inversión del 6,1% del PIB en sanidad al 7,5%, “una cota histórica para Andalucía”. Sin embargo, “no damos todo por hecho, ni somos complacientes. Ambicionamos un sistema público en Andalucía robusto, sólido, que tenga en el centro de acción a los pacientes y a los propios profesionales, que son el alma del sistema y el motor que mueve nuestras acciones”.

En este sentido, Catalina García ha incidido en que, “a la vez que seguimos poniendo al día nuestras infraestructuras sanitarias, estamos levantando los cimientos del nuevo modelo sanitario”, que se sostiene en cinco elementos fundamentales: la prevención y promoción de la salud, la atención a la cronicidad, la investigación y la humanización.

La consejera ha defendido que la educación en salud es la mejor herramienta para contribuir a un mejor bienestar social porque “hacer proactivas a las personas en el cuidado de su salud significa reducir el número de patologías que se pueden prevenir, como, por ejemplo, la diabetes tipo 2 o algunos tipos de cáncer, como el de pulmón. Se trata de formar personas sanas”.

La Escuela de la Felicidad de San Juan del Puerto reabre sus puertas el próximo 6 de febrero

Artículo anterior

La XXVIII de la Feria de la Gamba, la Chirla y el Boquerón volverá a celebrarse en la plaza Pérez Pastor de Punta Umbría

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Destacados