0

La Unidad de Cultura Científica y de la Innovación (UCC+i) de la Universidad de Huelva y la Asociación de Industrias Químicas, Básicas y Energéticas de Huelva (Aiqbe) han celebrado la décima cita de los ‘Encuentros de Saber Abierto’ –segunda de esta nueva ‘temporada’ para el curso 2023/24–, bajo el título ‘Cómo de importantes son el cloro y sus derivados’, y que ha tenido como protagonistas a Jorge del Toro, director de la planta de Electroquímica Onubense, y al profesor de Dpto. de Ingeniería Química, Química-Física y Ciencia de los Materiales (Facultad de Ciencias Experimentales), el catedrático José Ariza.

Como novedad en esta segunda edición, se pone de relieve la historia y singularidad de los diferentes espacios donde se celebran los Encuentros de Saber Abierto, y si la anterior cita tuvo lugar en el Campus de La Merced –cuyo edificio albergó el Convento de La Merced y el Hospital Provincial–, en esta ocasión el lugar elegido fue un edificio icónico de la capital onubense, como es el ‘palacio’ de Mora Claros.

Tras la presentación que realizaron el vicerrector de Investigación y Transferencia, José Rodríguez Quintero, y la directora de la UCC+i, Myriam Martín Cáceres, la profesora Asunción Díaz Zamorano protagonizó la apertura del encuentro, sumergiendo a los asistentes en la historia del edificio –de estilo historicista y afrancesado, con elementos propios del modernismo– de la antigua calle Botica, “todo un icono de esa Huelva industrial, efervescente, del último cuarto del siglo XIX y de principios del XX”. Fue construido en 1912 como residencia del empresario y político onubense Antonio Mora Claros y Josefa Jiménez Vázquez, y remodelado en 1919 por el arquitecto José María Pérez Carasa.

El director de la planta de Electroquímica Onubense, Jorge del Toro, fue el encargado de introducir a los asistentes en la importancia capital que tiene el cloro en nuestra vida cotidiana. Y no dudó a la hora de señalar el que, seguramente, es el uso más importante del cloro: la potabilización del agua.

“Más del 95% del agua que consumimos está potabilizada con cloro y compuestos de cloro, una cifra que nos da una idea de la magnitud que puede tener este elemento químico en nuestra vida”, señaló Del Toro. El poder del cloro para la eliminación de patógenos en el agua ha contribuido, entre otras cosas, a la salud a escala global y, por ende, al crecimiento exponencial de la población humana, gracias a su “indudable contribución para prevenir la propagación de enfermedades tales como el tifus o el cólera”.

Además del uso del cloro en los procesos de potabilización, fundamentales para las empresas de depuración y distribución del agua, Del Toro citó otras múltiples aplicaciones de este elemento y de los compuestos de cloro, como por ejemplo la industria alimentaria (la sal o cloruro de sodio), la industria textil –por su capacidad blanqueadora– piscinas, hospitales, y por supuesto para productos de desinfección y limpieza, como por ejemplo la lejía (hipoclorito de sodio) y el conocido como salfumán o aguafuerte (ácido clorhídrico).

La planta de Electroquímica Onubense que dirige Jorge del Toro utiliza como materia prima la sal que obtenida de las salinas ubicadas en Marismas del Odiel. Con ella, se obtiene una salmuera de gran pureza, gracias a un proceso de depuración en varias etapas, que es alimentada a los electrolizadores de celdas de membrana.

El profesor José Ariza enriqueció el encuentro con su experiencia profesional anterior a la académica, como técnico en la planta de la extinta Aragonesas –predecesora de Ercros, a su vez predecesora de Electroquímica–, y recordó que el cambio más importante en el proceso de producción radicó en la sustitución, obligado por la normativa europea medioambiental, de la tecnología de celdas de mercurio por las celdas de membrana.

El profesor ahondó en la importancia del cloro, haciendo un recorrido histórico y destacando su capacidad desinfectante, y aseveró que “se trata probablemente del elemento inorgánico más importante que existe, ya que interviene en prácticamente el 60% de los procesos industriales, y además hoy se conocen más de 40.000 productos derivados del cloro o con compuestos de cloro”.

Los ‘Encuentros de Saber Abierto’ regresarán el 9 de enero, donde se hablará de una de las fuentes de energía esenciales para combatir el cambio climático, y muy de actualidad gracias al autoconsumo: el sol. Este encuentro llevará por título ‘Hablemos de energía fotovoltaica’.

Esta actividad está integrada en el proyecto Plan de Divulgación Científica de la Universidad de Huelva 2023-2024 (UCC+i) con referencia FCT-22-18563 aprobado en la Convocatoria de ayudas para el fomento de la cultura científica, tecnológica y de la innovación de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), perteneciente al Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.

Diez municipios onubenses compondrán la Red Andaluza de Teatros Públicos en 2024

Artículo anterior

La II Campaña ‘Regalando Ilusiones’ reparte regalos a pequeños de El Cerro de Andévalo y Cortegana

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Destacados