0

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha afirmado hoy que defenderá a Andalucía donde haga falta y ante quien haga falta y que dará la batalla para hacer valer el peso de esta comunidad en población, extensión e historia y para que su voz suene fuerte, impidiendo una España de privilegios. “Dividir a la gente es el camino más corto para acabar con el progreso y el bienestar. La polarización y los muros debilitan a la sociedad. Somos más fuertes cuando estamos unidos”, ha agregado.

Moreno, que ha ofrecido su Mensaje de Navidad desde el Parque Nacional de Doñana, ha aseverado que no se puede consentir un trato privilegiado de unos territorios sobre otros porque “es lo mismo que dar un trato privilegiado a unos españoles frente a otros”. De este modo, ha incidido en que quiere que se hable bien y en serio de Andalucía y que en España y en el mundo se asombren por las cosas que los andaluces son capaces de hacer.

En este sentido, ha recordado que esta comunidad ha sido la primera sede de los Latin Grammy fuera de los Estados Unidos y que se está convirtiendo en un polo de atracción de talento, de tecnología y de cultura admirado dentro y fuera de España. “Cada vez más gente quiere venirse a Andalucía. Vamos a cerrar este año con récord histórico de turistas”, ha apuntado.

El presidente andaluz ha defendido la ‘vía andaluza’ que está basada en la estabilidad, la tranquilidad política y la búsqueda de los puntos de encuentro en lugar de la división y ha remarcado que quiere una Andalucía que sea un ejemplo a seguir y que esté alejada del ruido, del escándalo y del insulto.

En este punto, se ha comprometido a seguir fortaleciendo la sanidad pública y el resto de las políticas sociales y ha insistido en que ningún sistema sanitario de España tiene tantos recursos como la sanidad pública andaluza.

A este respecto, ha subrayado que algunos de los mejores hospitales de España son hospitales públicos andaluces y que muchos de los mejores profesionales de España trabajan en ellos. “Hay problemas en la sanidad y hay personas que están esperando para que los vea un médico o una especialista. Lo sé, pero la sanidad pública atiende cada día miles de casos que no pueden esperar”.

También se ha referido a un drama que causa dolor y sufrimiento como es el de la violencia de género y ha recordado que este año dieciséis mujeres han sido asesinadas en Andalucía por la violencia machista, “una lacra ante la que tenemos la obligación de rebelarnos”.

Moreno ha indicado que el Gobierno andaluz sigue dando pasos adelante con la tramitación de las primeras prestaciones a huérfanos de violencia machista por valor de 5.000 euros al año hasta que alcancen la mayoría de edad.

De esta forma, ha manifestado que espera que el próximo año se pueda seguir avanzando en conciliación y ha mostrado su preocupación ante cuestiones como la forma en la que se debe afrontar el acceso de los hijos a la tecnología o a las redes sociales.

El presidente de la Junta ha asegurado que Andalucía funciona y avanza y muestra de ello es la reducción de la tasa de abandono escolar a las cifras más bajas de la historia.

En relación con este asunto, ha apuntado que la educación pública tiene hoy más recursos, más inversión y más docentes que nunca y ha recordado que el Ejecutivo andaluz ha abierto el camino al prohibir el uso de teléfonos móviles en colegios e institutos. Una medida que, según ha dicho, ha sido imitada por el Gobierno de España. “Andalucía lidera debates e iniciativas en España, también en las políticas sociales”.

En este este sentido, ha afirmado que la comunidad andaluza ya hizo esto en el ámbito económico con las bajadas de impuestos y ha recalcado que ésta cierra el año como la segunda comunidad de régimen común con menos impuestos, sólo superada por Madrid, a lo que se une que el año nuevo empieza con nuevas medidas como la cuota cero a los nuevos autónomos, que se podrá solicitar desde la semana que viene.

Asumir juntos el desafío del agua Moreno ha aseverado que Doñana tiene amenazas, siendo la falta de agua la más importante de ellas y es que ha señalado que la sequía es una amenaza común a muchos entornos naturales en España y en el mundo y también para el sustento de muchos andaluces. “Andalucía necesita el agua más que nunca y más que nadie. Hay miles de andaluces que sufren cortes de agua y nuestros agricultores y ganaderos viven preocupados pendientes del cielo”.

Así, ha incidido en que el Gobierno andaluz está haciendo todo lo posible para que se aproveche el agua de la que disponemos y adoptando medidas como la puesta en marcha de más de mil obras hidráulicas en muchos pueblos de Andalucía para intentar atrapar cada gota que cae del cielo y reciclar cada gota de agua que se usa en las casas.

“Éste está siendo uno de nuestros grandes retos de futuro, pero, con todo eso, la sequía histórica que sufrimos va más rápida que las obras y si no llueve en primavera, no habrá más remedio que aplicar restricciones”.

Ante esta situación, ha hecho un llamamiento a los ciudadanos y a las administraciones para asumir juntos el desafío del agua. A los primeros para que miren por el agua que es un bien escaso que debemos usar con mucha responsabilidad y a las administraciones para que arrimen el hombro para hacer las obras que son necesarias.

El presidente andaluz ha aludido al ‘Acuerdo por Doñana’, que incluye un importante compromiso de obras hidráulicas y que da solución a un problema enquistado desde hace más de una década en la Corona Norte de Doñana donde había cientos de familias de agricultores atrapadas en un limbo jurídico. “Todos decían que había que solucionarlo, pero nadie se atrevía a hacerlo. Ahora, por fin, hemos sido capaces de arreglarlo”.

De esta forma, ha agradecido el trabajo y la colaboración de todos los que han hecho posible este acuerdo entre los que se encuentran los agricultores, los vecinos, los ecologistas, los miembros del Consejo de Participación de Doñana, alcaldes y alcaldesas, la Junta de Andalucía y el Gobierno de España.

“Hay que proteger Doñana y lo hemos hecho también comprando desde la Junta de Andalucía 7.500 hectáreas de Veta la Palma, el mayor refugio para las aves del parque, que está muy cerca de aquí. Los ciudadanos os merecéis que los políticos hagamos un esfuerzo por entendernos y lo que hemos hecho en Doñana es un buen ejemplo”.

Moreno ha reiterado que siempre defenderá a Andalucía y todo lo que sea mejor para ella por encima de cualquier otra cosa, de siglas políticas y de cualquier interés porque para él esta comunidad es lo primero, a la vez que ha afirmado que está dispuesto a que este ‘Acuerdo por Doñana’ sea el primero de otros muchos pactos en favor del interés general.

Es aquí donde le ha tendido la mano al Gobierno de España para encarar otro reto difícil a lo largo de 2024 y otra deuda pendiente con el medioambiente en Andalucía como es la demolición del Algarrobico. Un edificio que se ha convertido en un símbolo del urbanismo salvaje en el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar. “Ya va siendo hora de tirar al suelo esa mole de hormigón y devolver ese espacio al conjunto de los ciudadanos”.

Para concluir, ha recordado a las miles de personas que sufren la guerra y que lo están pasando mal, al mismo tiempo que ha asegurado que Andalucía es extensa y diversa. “Somos muchos y somos diferentes, pero los andaluces estamos unidos. Éste es el gran valor del pueblo andaluz. Recordemos que hay personas que están solas, muchas de ellas personas mayores. No las dejemos en el olvido”.

El Ayuntamiento celebra las preuvas con pasacalles y conciertos en Isla Chica

Artículo anterior

Ciudad de Huelva Gestia cierra el año con una victoria crucial sobre el Juaristi ISB

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Destacados