0

El equipo de Teleonuba se ha desplazado hasta la calle Miguel Ángel Asturias de la capital onubense para dar a conocer un caso de un joven de 33 años que solicita la eutanasia tras haber sufrido una intoxicación con metanol, lo que le ha llevado a perder casi la totalidad de sus capacidades motrices, e incluso a querer suicidarse 4 veces. Un joven de dependencia total, tal y como lo ha manifestado su hermana Sandra.

Ella misma nos habla del auténtico «calvario» que han vivido y viven a día de hoy tras comenzar el proceso de la solicitud para la eutanasia.

En relación a ello, la hermana ha explicado cómo se encuentra la situación actualmente.

«Si se ha hecho una ley y mi hermano cumple con todos los requisitos, es para que esa ley se cumpla, y no para que se maltrate tanto al enfermo como a los familiares», así lo ha recalcado Sandra.

Antes de terminar la entrevista, Sandra ha querido agradecerle a la médica de cabecera actual de su hermano su apoyo ya que gracias a ella van viendo la luz al final del túnel.

También ha expuesto que su hermano ha intentado solicitar el testamento vital dada sus circunstancias y llevan varios meses intentando coger cita en el SAS para registrarlo y no han tenido oportunidad ya que según lo que les dicen no hay citas.

La familia del joven pertenece a una Asociación que se llama ‘Derecho a una Muerte Digna’ a partir de la cual se están asesorando y de la que están muy agradecidos por su labor.

En el siguiente enlace podéis acceder a la recogida de firmas: https://chng.it/FQfnGr727W

Insersa presenta la campaña ‘Compartiendo Ilusión’

Artículo anterior

Juan Bravo advierte ralentización en la creación de empleo

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Destacados