0

Isla Cristina vuelve un año más a la feria internacional del turismo FITUR con una bonita apuesta por las tradiciones, colorido y emociones.

Desde el área de turismo del consistorio se ha trabajado con cariño esta iniciativa que ha sido bien acogida por locales y que pretende serlo fuera de las lindes urbanas, provinciales y nacionales.

El proyecto ´Un Mar de Colores´ viene enfocado dentro de la denominación del municipio como turístico y consta de diez bancos temáticos que ilustran de forma artesanal y monumental tradiciones, atardeceres, gastronomía, fiestas o lugares.

Isla Cristina trabaja todos los días del año para que su oferta sea atractiva y atrayente, siendo uno de los destinos favoritos dentro de la costa de Huelva.

Almonte une deporte, tradición y ocio

Artículo anterior

Cartaya apuesta por El Rompido de la mano del Proyecto Sagitta

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Actualidad