0

La Unidad de Protección de la Salud (UPS) del Distrito de Atención Primaria Condado-Campiña ha llevado a cabo, durante el mes de mayo, alrededor de 170 actuaciones encaminadas a vigilar y preservar la salud de los ciudadanos que han acudido a la pasada edición de la Romería del Rocío. Sus profesionales, farmacéuticos y veterinarios del cuerpo A4 del Servicio Andaluz de Salud, han asumido un año más las labores de prevención y protección de la salud tanto en materia medioambiental como de seguridad alimentaria dentro del dispositivo sanitario del Plan Romero.

En este evento multitudinario se dan una serie de circunstancias excepcionales como consecuencia de la elevada concentración de personas y animales. El trabajo de los agentes de Salud Pública del distrito sanitario onubense tiene como finalidad primordial evitar o reducir la aparición de peligros para la salud atribuibles a los establecimientos alimentarios y otras instalaciones de actividad pública, red de aguas de consumo humano y servicios de saneamiento e higiene en El Rocío.

Para alcanzar este objetivo se han realizado actuaciones de protección de la salud en dos periodos diferenciados: tanto antes de la romería como durante la celebración de la misma en la aldea almonteña.

En las semanas previas a la romería, se procedió a la inspección sanitaria de todas las infraestructuras de abastecimiento de agua en El Rocío. En este sentido, se supervisaron los pozos, depósito local, red de distribución y fuentes públicas, sin detectarse deficiencias. También se inspeccionó la depuradora de la aldea y se tomaron muestras en cinco pozos para control analítico de potabilidad, captaciones que se ponen en marcha en la romería, en todos los casos con resultado conforme.

Por su parte, en los diferentes caminos de las hermandades rocieras se efectuó igualmente una correcta rotulación de las fuentes y pozos con el cartel ‘Agua no apta para el consumo’, tal y como establece el Real Decreto 3/2023, y se comprobaron las medidas de seguridad y de no accesibilidad a dichos puntos directamente.

También con carácter previo a la romería se efectuaron 39 inspecciones basadas en riesgo en establecimientos con actividad alimentaria (4 minoristas y 35 de restauración), cuyos resultados tras la primera visita fueron 15 sin deficiencias, 7 con simples irregularidades y 2 con deficiencias graves. Los incumplimientos tenían que ver con condiciones estructurales, condiciones higiénicas, residuos, formación de manipuladores, productos y procedimientos documentados. Del total de establecimientos que necesitaron seguimientos al presentar irregularidades leves o graves, la mayoría resultó sin deficiencias o con simples irregularidades y en 2 se propuso incoación de expediente sancionador.

En lo referente al programa de prevención de legionelosis se acometieron inspecciones extraordinarias de las condiciones higiénico-sanitarias de todas las instalaciones de riesgo existentes en la aldea. En concreto, 11 inspecciones, 2 sin deficiencias, 1 con simples irregularidades y 8 con deficiencias leves. Una vez completado el seguimiento, todas resultaron adecuadas o con simples irregularidades.

Los trabajos en la antesala de la romería se completaron con la revisión, de manera favorable, del plan operativo del Ayuntamiento de Almonte relativo a las condiciones higiénico-sanitarias de las áreas de servicio y residuos sólidos, a la vez que se examinaron los certificados y partes de trabajo de la empresa autorizada para la realización de la diagnosis, con resultado de ausencia de especies nocivas y, por lo tanto, sin necesidad de aplicación de tratamiento.

In situ

Durante los días de celebración de la romería, un veterinario y un farmacéutico de la UPS del Distrito permanecieron presencialmente en la aldea desde el 16 al 19 de mayo para actuaciones in situ y dar respuesta a posibles incidencias, en colaboración con la Red de Alertas de Salud Pública a nivel provincial.

En materia de aguas de consumo humano se supervisaron los trabajos de control de la empresa gestora del abastecimiento en la zona, que en esas fechas aumenta el número de análisis, con un total de 15 en los que se observaron valores paramétricos normales. Los profesionales hicieron también en paralelo 39 determinaciones de desinfectante residual, todas ellas dentro de los límites recogidos en el Real Decreto 3/2023 que establece los criterios sanitarios en este apartado.

En el ámbito de seguridad alimentaria, realizaron 24 inspecciones a los 15 establecimientos no permanentes comunicados por el Ayuntamiento y en los permanentes pendientes de subsanar no conformidades. En 9 sitios se detectaron anomalías, entre las más frecuentes en primera visita la no acreditación de formación de manipuladores y en materias primas o relativas a instalaciones. Todas ellas fueron corregidas de manera inmediata.

A lo largo de la romería no se comunicaron brotes de intoxicaciones alimentarias y/o hídricas en establecimientos públicos ni familiares.

Asimismo, hubo un seguimiento continuado con tres visitas al día a las áreas de servicio, controlando las dotaciones de los lavabos e inodoros, funcionamiento de las cisternas, limpieza de las instalaciones y aforo, sin observarse deficiencias. En dichas áreas se instaló además cartelería para prevenir picaduras de vectores de enfermedades, como mosquitos o garrapatas.

El Consejo Escolar Municipal de Punta Umbría fija el calendario para el próximo curso

Artículo anterior

Pantalla gigante benéfica en Verdeluz para el España – Italia de la Eurocopa

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Destacados