0

Esta mañana, viandantes y ciclistas observaban perplejos las líneas del carril bici de la Vía Verde Odiel-Tharsis, corredor que conecta Aljaraque, Huelva y Gibraleón. Concretamente, se trata del trazado de Huelva a Gibraleón. Muchos aún no entienden el motivo de este peculiar diseño.

Algunos ciclistas optan por circular inadecuadamente por la acera porque, dicen, estas líneas les producen mareo.

Pues no, no se trata de una firma, ni de una broma ni mucho menos de un atentado contra seguridad vial. El objetivo de este trazado es convertirse en un juego para los más pequeños o para todo aquel que quiera divertirse siguiendo las líneas, creando así múltiples recorridos.

La obra pertenece a la Consejería de Fomento de la Junta, y aunque a los onubenses les ha pillado por sorpresa y las redes se han llenado de comentarios, este modelo de curvas no es algo nuevo, ya que puede encontrarse en diversas ciudades europeas.

Los onubenses le piden al 2024 que Huelva siga creciendo y progresando

Artículo anterior

Higuera de la Sierra ultima los detalles para disfrutar de su Cabalgata de Reyes

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Destacados