0

El personal del paraje natural ha fabricado con material reciclado 150 refugios para aves, principalmente para el control de insectos

El delegado territorial de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, Pedro Yórquez, ha calificado de “rotundo éxito” la iniciativa de la dirección del Paraje Natural Marismas de Odiel de distribuir decenas de cajas nido en distintas localizaciones de este espacio natural.

En una primera fase, a principios de marzo, el personal laboral y los ornitólogos colocaron un centenar de cajas nido. En mayo, la cifra se ha elevado a las 150 unidades y el balance actual es de un 70 por ciento de ocupación.

El objetivo de los técnicos es potenciar en época de reproducción especies autóctonas de aves insectívoras como el carbonero (Parus major), el herrerillo común (Cyanistes caeruleus) y el herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus) para el control de plagas, entre las que se encuentra la de la procesionaria del pino. También contemplaban la ocupación del agateador común (Certhia brachydactyla), el gorrión molinero (Passer montanus) y el trepador azul (Sitta europaea), que pueden realizar la misma función. Y a ellos se han sumado el gorrión común (Passer domesticus), el estornino (Sturnus vulgaris), la abubilla (Upupa epops) y el papamoscas gris (Muscicapa striata).

Marismas del Odiel realiza un seguimiento del comportamiento de estas aves con respecto a las cajas nido, que están georreferenciadas.

Biodiversidad y economía circular

“Además de la función de control de insectos y plagas, son elementos que ayudan a aumentar la biodiversidad del paraje natural, de ahí que también estemos trabajando para instalar próximamente cajas para quirópteros”, ha apuntado Pedro Yórquez, quien, asimismo, ha puesto el acento en la apuesta por la economía circular que conlleva la instalación de estos refugios.

Las cajas nido están fabricadas con materiales reciclados del entorno, especialmente con trozos de madera arrastrados por las mareas hasta el espacio protegido. El personal laboral de Marismas del Odiel aprovecha los desechos promoviendo el uso sostenible de los recursos, gran parte de ellos naturales. En este sentido, el delegado territorial ha destacado el trabajo del director conservador de Marismas de Odiel, Fidel Astudillo, y por los operarios adscritos a la oficina de gestión de la Reserva de la Biosfera que las han elaborado.

El Colegio Ciudad de los Niños celebra su romería

Artículo anterior

Huelva celebró el Corpus Christi con su procesión por las calles del centro

Artículo siguiente

También te puede interesar

Más de Destacados